➤ Tratamiento en Palma de Mallorca

¿Qué es un trastorno de personalidad?

Como seres humanos, cada uno de nosotros tiene su propia forma de pensar, sentir y comportarnos. Por ejemplo, algunas personas son más tímidas y reservadas, mientras que otras son más animadas.

El trastorno de personalidad afecta significativamente su calidad de vida.

Aunque podemos cambiar nuestro comportamiento para satisfacer las necesidades de diferentes situaciones sociales (podemos actuar de manera muy diferente frente a amigos o familiares que en presencia de un jefe), nuestros patrones de comportamiento son en su mayoría predecibles.

Estos patrones de comportamiento generalmente definen los nuestros. personalidad Y aunque nuestra personalidad no suele cambiar drásticamente de la noche a la mañana, puede modificarse sutilmente con el tiempo, en función de nuestras experiencias, ayudándonos a afrontar los retos de la vida cotidiana de forma más eficaz.

Sin embargo, para algunos de nosotros, una parte de nuestra personalidad se desarrolla de tal manera que nos dificulta la convivencia con los demás y con nosotros mismos, y en muchos de estos casos se diagnostica un trastorno de la personalidad. Estos trastornos pueden ser muy perturbadores tanto para el individuo que los padece como para sus seres queridos.

Si tiene un trastorno de la personalidad, es posible que le resulte difícil crear o mantener relaciones sociales, controlar su comportamiento o mantenerse alejado de los problemas. Tener un trastorno de la personalidad puede hacer su vida muy difícil, aislarse, causar problemas de salud mental como depresión o ansiedad, o crear una adicción a las drogas o al alcohol.

Trastornos de la personalidad: tipos y síntomas

La clasificación de los diferentes tipos de trastornos de la personalidad es motivo de controversia, porque muchos afirman que las personalidades humanas son demasiado complejas para ser clasificadas correctamente como trastornos separados. En cualquier caso, a continuación se hace una breve descripción de la clasificación más aceptada.

Al leer las descripciones de estos trastornos, puede identificarse fácilmente con algunos aspectos de su propia personalidad. Sin embargo, es importante saber que en el caso de los trastornos de la personalidad, estos rasgos son extremos y provocan problemas importantes en la vida diaria de la persona que lo padece y de las personas que lo rodean. También es importante saber que, si bien algunas personas tienen solo un tipo de trastorno de ansiedad, otras personas pueden tener dos o más.

  • Trastorno límite: muestra cambios repentinos de humor y tiene dificultad para controlar las emociones. Son impulsivos y hacen amigos rápidamente, pero luego los pierden fácilmente. A menudo se les ocurre suicidio y autolesión. A menudo tienen una sensación de vacío y aburrimiento y arrebatos de ira. Están aterrorizados de estar solos.
  • Antisocial: agresivo, no se preocupa por herir los sentimientos de los demás ni por participar en actividades delictivas. Son impulsivos y muestran falta de remordimiento y dificultad para mantener compromisos a largo plazo, como las relaciones y el trabajo.
  • Esquizoide: emocionalmente frío, no quiere tener estrechos lazos sociales. Muestran poco interés en las actividades sexuales con otras personas y evitan las actividades sociales.
  • Esquizotípico: muestra comportamientos y creencias inusuales (por ejemplo, en extraterrestres), dificultades para pensar y hablar. Muestran desconfianza y paranoia y ansiedad social excesiva. Se aferran con tanta fuerza a sus creencias inusuales que tienen dificultades para establecer y mantener relaciones estrechas.
  • Paranoico: desconfiado, hostil y susceptible al rechazo. Son propensos a la insatisfacción y se preocupan por los motivos ocultos de quienes los rodean.
  • Histriónico: dramatiza eventos, es egocéntrico y se puede influir fácilmente. Anhelan la emoción y muestran una preocupación excesiva por la apariencia física. Cambian rápidamente entre diferentes estados emocionales.
  • Narcisista: demasiado concentrado en sí mismo, muestra una preocupación extrema por sí mismo. Carecen de empatía con otras personas y son manipuladores.
  • Desorden obsesivo compulsivo: perfeccionista, sensible a las críticas, inflexible y excesivamente cauteloso. Muestran atención al detalle.
  • Dependiente: pasivo, depende de que otros tomen decisiones. Se sienten desesperados e incompetentes, temen el abandono y evitan la responsabilidad. Hacen lo que los demás quieren y es fácil herirlos con críticas.
  • Evitación: Extremadamente preocupado, inseguro, tímido y sensible a las críticas. Tienen un deseo excesivo de ser amados y aceptados.

Tratamiento ¿Cómo puede ayudar a tratar un trastorno de la personalidad?

Es fácil para quienes luchan con la realidad cotidiana de vivir con un trastorno de personalidad sentir que no hay salida. Los sentimientos intensos de aislamiento, ira, vergüenza y resentimiento pueden acumularse con consecuencias explosivas para usted y las personas que lo rodean. Sin embargo, con la ayuda de psicólogos, muchas personas pueden cambiar su forma de pensar y comportarse, allanando el camino para una vida satisfactoria.

Entre los tratamientos disponibles para el tratamiento de los trastornos de la personalidad, cabe destacar la terapia cognitivo-conductual, que ayuda a reconocer y modificar comportamientos y patrones de pensamiento negativos.

Tratamiento de los trastornos de la personalidad en Palma de Mallorca

En mi consulta en Palma, suelo trabajar con personas afectadas por trastornos de personalidad. No dude en llamarme si tiene alguna pregunta o si desea concertar una cita.

Por Mallorca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *