Orientación personal Asesoramiento psicológico

La vida no viene con una hoja de ruta y a veces puedes sentirte perdido

¿Qué es el asesoramiento psicológico o la orientación personal?

La consejería es un término general para la terapia de conversación, donde se proporciona un entorno seguro y de apoyo para compartir lo que le molesta y donde el terapeuta le ayuda a encontrar la forma más eficaz y satisfactoria de vivir su vida.

No es como hablar con un amigo. Es mucho más eficaz, no le da consejos, pero le da una nueva perspectiva y le enseña nuevas estrategias de afrontamiento. A menudo es más fácil hablar con un profesional que con un amigo o familiar porque su consejero no está involucrado personalmente en su situación, puede ofrecerle una opinión imparcial y no acepta lo que usted dice en persona.

Todo lo que se comenta durante la terapia es absolutamente confidencial.

¿Quién puede beneficiarse del asesoramiento?

Puede ir a terapia porque está luchando y pidiendo ayuda con cierto problema. Pero no tiene que estar en medio de una crisis para asistir a las sesiones, es posible que simplemente no sea feliz en su vida, pero no sabe qué quiere cambiar o cómo hacerlo. La orientación personal también es muy útil para simplemente ganar más confianza en uno mismo y continuar su vida satisfactoriamente.

Por supuesto, debe estar dispuesto a hacer su parte cuando asista a las sesiones y darse cuenta de que, si bien esto puede ser muy útil, el cambio no siempre es fácil.

¿Con qué problemas puede ayudarlo la orientación personal?

La asesoría puede ayudarlo a lidiar con una amplia gama de problemas, desde preocupaciones y estrés cotidianos, pasando por eventos dolorosos y traumáticos como la pérdida de un ser querido o una ruptura, hasta problemas psicológicos a largo plazo como la depresión y la ansiedad. o trauma pasado.

La asesoría no es solo para su vida privada, también puede ayudarlo en su carrera profesional, incluido el manejo del estrés en el trabajo, una mayor confianza en sí mismo, encontrar un mejor equilibrio en su vida profesional y tomar mejores decisiones en el trabajo.

Consejero psicológico

La relación entre usted y su consejero es uno de los factores más importantes en la efectividad de las sesiones. El objetivo es construir una relación de confianza y sentirse capaz de confiarle sus sentimientos y emociones.

El consejero está capacitado para escuchar con empatía y estar abierto a todo lo que comparta con él. No te condena ni te obliga a tomar una decisión en particular. En cambio, le ayuda a desarrollar una mejor comprensión de sí mismo y de los demás para que pueda tomar mejores decisiones.

Cada persona obtiene su propia experiencia única a través del asesoramiento, esto dependerá en gran medida de cuáles sean sus objetivos y cuán comprometido esté con la terapia. Pero, en general, los resultados incluyen, entre otros:

  • Mayor comprensión de sí mismo y de los demás.
  • Una perspectiva más clara de tu vida.
  • Claridad para ver cómo te gustaría que fuera tu futuro y cómo avanzar en esa dirección.
  • Entender qué te hace feliz y cómo tomar decisiones positivas.
  • Mejor capacidad para afrontar el estrés y la ansiedad.

Orientación personal en Palma de Mallorca

En mi práctica en Palma ayudo a las personas a encontrar su propio camino. No dude en llamarme si tiene alguna pregunta o si desea concertar una cita.

Ejercicios Ejercicios de respiración para calmar la ansiedad

Cks Ataques de ansiedad, dificultad para respirar, ira

Probablemente ya haya probado este tipo de ejercicios de respiración y no le han ayudado a calmar un ataque de ansiedad o ira. La razón es que la mayoría de las descripciones de la respiración abdominal se olvidan de mencionar el paso crítico. Te mostraré cómo hacerlo bien.

Ejercicios de respiración sencillos Una técnica sencilla pero eficaz

Si tiene un trastorno de pánico, sufre de fobia social o incluso problemas para controlar la ira, este ejercicio de respiración profunda puede ser muy útil. También es muy útil, pero en menor medida, en otros trastornos de ansiedad en los que los síntomas físicos son menos pronunciados.

La respiración profunda es la clave para la relajación. No es casualidad que todos los métodos tradicionales de relajación pongan énfasis en la respiración. (yoga, meditación …).

Ansiedad Dificultad para respirar

Se queda sin aliento y cree que está sin aliento es probablemente el síntoma más común de todos los síntomas de un ataque de ansiedad. Se siente sin aliento, intenta respirar profundamente, tiene miedo de fallar, y cuanto más lo intenta, más pánico siente.

Cuando sienta falta de aire, no significa que no tenga suficiente aire u oxígeno.. De hecho, una persona en esta situación a menudo dice «No puedo respirar» y eso muestra que está respirando aire.

Estamos hablando de aire vibrante Si puedes hablar, ¡significa que estás respirando! Aunque este síntoma a menudo desencadena ansiedad, no es un síntoma peligroso.

El problema es que te asusta, produciendo otros síntomas físicos de ansiedad, por lo que vale la pena tomarse el tiempo para aprender este ejercicio correctamente.

Probablemente hayas leído sobre esto y te digas a ti mismo que lo que tienes que hacer es «respirar hondo». Si eres como la mayoría de las personas, es probable que este consejo no te sirva de mucho. Es un buen consejo, pero está incompleto. No te dice cómo respirar profundamente. Un buen ejercicio de respiración debería indicarle cómo respirar profundamente.Y lo haré.

La clave para respirar

Cuando siente que no puede recuperar el aliento, es porque se olvidó de hacer algo importante.

Olvidas exhalar.

Así es como es, antes de respirar profundamente, necesita vaciar sus pulmones. ¿Por qué? Porque cuando respiras, tu respiración es superficial (pecho). Si intentas respirar profundamente, simplemente no puedes hacerlo. Tiene dificultad para respirar y su respiración es superficial, lo que también se denomina respiración de pecho. Este tipo de respiración te dará todo el aire que necesitas, pero los síntomas de ansiedad no desaparecerán..

Haz la prueba ahora y verás a qué me refiero. Coloque una mano sobre su pecho y la otra sobre su abdomen. Inhale un par de veces de forma superficial, luego intente respirar profundamente. Descubrirá que cuando inhala está utilizando los músculos del pecho, no el diafragma o el abdomen.

Cuando respira de esta manera superficial, obtiene todo el oxígeno que su cuerpo necesita de por vida, pero puede tener otros síntomas que se suman al ataque de pánico.

  • Tiene dolor o pesadez en el pecho porque ha tensado los músculos del pecho. El dolor en el pecho debido a los ataques de ansiedad no proviene del corazón, sino de los músculos del pecho..
  • Se siente mareado porque la respiración superficial puede producir las mismas sensaciones que la hiperventilación.
  • Aumenta tu frecuencia cardíaca.
  • También es común sentir entumecimiento u hormigueo en las extremidades.

¡Todos estos síntomas provienen de una respiración superficial y superficial!

Una de las primeras cosas que les pido a mis pacientes con trastorno de ansiedad es que hagan ejercicio y aprendan a respirar abdominal. Yo también te lo recomiendo.

Describiré con más detalle cómo se realiza un ejercicio de respiración para calmar la ansiedad. Y al final del artículo añado un video con ejercicios de respiración guiados, que pueden ser muy útiles para practicar las primeras veces.

Ejercicio de respiración abdominal

  1. Coloque una mano en el abdomen (por encima de la cintura) y la otra en el pecho (ligeramente por encima del esternón). Las manos le dirán qué parte del cuerpo y qué músculos está utilizando para respirar.
  2. Abre la boca y suspira suavemente, como si alguien te hubiera dicho algo realmente aburrido. Al hacerlo, permita que los hombros y los músculos de la parte superior del cuerpo se relajen al exhalar. El objetivo de suspirar no es vaciar completamente los pulmones, sino relajar los músculos de la parte superior del cuerpo.
  3. Cierra la boca y haz una pausa de unos segundos.
  4. Mantenga la boca cerrada e inhale lentamente por la nariz empujando su estómago. El movimiento de su estómago precede a la inhalación por una pequeña fracción de segundo. Cuando inhale tanto aire como pueda inhalar cómodamente, complete la inhalación.
  5. Pausa. ¿Cuánto tiempo? Tu decides. No les daré un número específico, porque cada persona tiene una capacidad pulmonar diferente y cada una se calcula a un ritmo diferente. Tómese un breve descanso durante el tiempo que se sienta cómodo.
  6. Abre la boca. Exhala por la boca y vacía el estómago.
  7. Pausa.
  8. Continúe con los pasos 4 a 7.

Nota: Tenga en cuenta que al respirar de esta forma está tomando más aire de lo habitual, por lo que es recomendable respirar más despacio. Si respira demasiado rápido, puede sentir un ligero mareo y bostezos. No hay peligro, son solo una señal para tu cuerpo para que ralentice tu respiración. Escuche sus consejos.

Intente hacer ejercicios de respiración durante al menos 1 minuto.

Si ha estado luchando contra los ataques de pánico durante un tiempo, Puede encontrar que este ejercicio de respiración es exactamente lo contrario de su forma habitual de respirar.. Esto se debe a que está acostumbrado a respirar con el pecho. Puede vivir de la respiración desde el pecho, pero le resultará más difícil superar los ataques de pánico..

Continúe y practique la respiración durante unos minutos.

Se sentirá incómodo al principio si está acostumbrado a respirar con el pecho, pero pronto se acostumbrará. Piense en ello como la forma en que todos respiramos cuando nacemos.

¡Deja que tus manos te guíen!

Tus manos te dirán si estás haciendo el ejercicio correctamente o no. ¿En qué mano notas el movimiento muscular de la respiración? Debe estar en la mano en el abdomen y la mano en el pecho debe estar relativamente quieta.

Si siente movimiento en su pecho o nota que su cabeza y hombros se mueven hacia arriba, comience de nuevo desde el paso 1 y haga ejercicio hasta que note que el movimiento ocurre en la mano que tiene en su abdomen.

Después de hacer ejercicio durante unos minutos, vaya a la siguiente sección sobre respiración abdominal, donde encontrará más información sobre este ejercicio para este ejercicio de respiración, incluidas sugerencias sobre la frecuencia con la que debe hacer ejercicio y durante cuánto tiempo.

¿Has practicado ya la respiración abdominal diafragmática?

Es posible que haya tenido alguna dificultad. La respiración superficial es a menudo un viejo hábito en las personas que luchan contra la ansiedad..

No dejes que la incomodidad inicial te detenga, solo necesitas hacer ejercicio y ser paciente. La forma de respirar es un hábito, y la mejor manera de cambiar un hábito es practicar y repetir un nuevo hábito.

Consejos a tener en cuenta en caso de dificultad para realizar el ejercicio

  • Si tiene problemas para desviar la respiración del pecho al abdomen, conecte los dedos a través del abdomen y practique moviendo el abdomen hacia adentro y hacia afuera independientemente de su respiración. A medida que mejore en este ejercicio, intente alinear su abdomen con su respiración.
  • Prueba diferentes poses. Cuando esté sentado, puede estar reclinado hacia atrás en una silla o inclinado hacia adelante con los antebrazos en los muslos, puede hacer que el ejercicio sea un poco más fácil que sentarse perfectamente derecho.
  • Acuéstese boca arriba. Puede intentar poner un libro pesado o algún otro objeto en su pecho para que le sea más fácil concentrarse en usar los músculos abdominales.
  • Acuéstese boca abajo, con una almohada debajo de su estómago, presionando su estómago contra la almohada.
  • Practica frente a un espejo de cuerpo entero para que puedas ver cómo lo haces.
  • Si no puede respirar cómodamente por la nariz, debido a alergias, estreñimiento o cualquier otro motivo, respire por la boca. Al respirar por la boca, es recomendable inhalar un poco más lento.

Sabrás que has dominado este ejercicio cuando sientas que tu respiración es más tranquila y relajante..

Acostumbrarse a la respiración abdominal

¿Con qué frecuencia debes practicar la respiración abdominal? Con la mayor frecuencia posible, en ejercicios de un minuto o más, durante dos semanas.

Cuando llega el momento de hacer ejercicio, lo primero que debe hacer es averiguar cómo está respirando. Luego cambie a la respiración abdominal durante aproximadamente un minuto, y continúe haciendo lo que estaba haciendo antes de comenzar. No interrumpa sus actividades diarias.

Es mejor si tiene un sistema de recordatorio de ejercicios respiratorios. Aquí hay unos ejemplos:

  • Practique la respiración abdominal una vez por hora mientras esté despierto.
  • Utilice sonidos o eventos cotidianos frecuentes en su vida diaria como instrucciones de respiración. Por ejemplo, la respiración se puede realizar cada vez:
    • El perro está ladrando
    • Escuchas la trompeta del carro
    • El teléfono suena
    • Alguien pasa por tu oficina
    • Recibe un mensaje o whatsapp
  • Coloque notas o envíelas a su hogar, oficina o cualquier otro lugar como recordatorios.
  • Ata un hilo alrededor de tu dedo
  • Si es diestro, cambie el reloj a su mano izquierda o derecha. Practica cada vez que te encuentres mirando tu reloj.
  • Establecer una alarma periódica

¡Haga este ejercicio de respiración durante dos semanas y estará bien encaminado!

¿Alguna vez ha visto respirar a un bebé recién nacido?

Los recién nacidos son expertos en respiración abdominal. Es la forma en que fuimos creados para respirar. Pero en nuestra cultura, nos esforzamos por levantar un estómago plano y apretado, enseñando estos valores a nuestros niños, especialmente a las niñas.

Mucha gente cambia su estilo de respiración, generalmente en la adolescencia, como respuesta a los mensajes que reciben en casa, en el colegio, en el patio de recreo … Mantienen su estómago con fuerza y ​​respiran por el pecho.. Y diez o veinte años después, no recuerdan haber respirado nunca de manera diferente.

Practica ejercicios de respiración y verás lo rápido que te será de gran ayuda para relajarte y evitar la ansiedad..

Artículos Relacionados

Ansiedad versus depresión Blog de psicología en Palma de Mallorca

¿Cómo diferenciar? ¿Es posible tener ansiedad y depresión al mismo tiempo?

En cuanto a la comparación ansiedad y depresión, ambos tienen muchos puntos en común.

Tanto la ansiedad como la depresión pueden:

  • Incluya pensamientos negativos y pensamientos distorsionados.
  • Pueden hacerte sentir que no hay esperanza y que todo está fuera de control.
  • Debido a ellos, es posible que pierda interés en las actividades de ocio.
  • Pueden causar problemas de sueño y agotamiento.
  • Pueden hacerte sentir incapaz de superarlo.

Entonces, ¿cómo puedes notar la diferencia si hay tantas similitudes?

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad no es solo estrés. La ansiedad implica un sentimiento continuo de incomodidad o miedo y, a menudo, pensamientos estresantes que se sienten fuera de control. Debido a estos síntomas, se siente perdido y dificulta su vida diaria.

Los pensamientos que crea la ansiedad son negativos, ya menudo dramáticos, lo que comúnmente se conoce como pensamientos en blanco y negro o coloreados por la fatalidad y el dolor.

Los pensamientos ansiosos a menudo se basan en el futuro.. Incluso si se basan en algo que ya ha sucedido, los pensamientos suelen estar relacionados con sus posibles consecuencias en el futuro.

La ansiedad desencadena una pelea o huida, que libera un cóctel de sustancias químicas en el torrente sanguíneo.. Lo que puede traducirse en sensaciones físicas como mareos o zumbidos.

El estrés por ansiedad a menudo tiene efectos físicos, que a menudo incluyen:

Depresión

La depresión puede tener muchos síntomas y puede manifestarse de diferentes formas para cada persona.

Algunas personas se vuelven muy emocionales, mientras que otras se sienten constantemente insensibles.. Algunas personas pueden darse el gusto de beber o luchar constantemente con sus seres queridos, mientras que otras pueden volverse muy pasivas.

Pero principales signos de depresión Se sienten cada vez más incapaces de sentir alegría o satisfacción, sentirse constantemente mal consigo mismos y perder interés en lo que antes era importante para ti.

Tuya los pensamientos son negativos, están distorsionados e incluirán perdición y dolor. También pueden ser autodestructivos.

Sus pensamientos a menudo se basarán en el pasado. La depresión a veces se desarrolla al insistir en todo lo que no puede cambiar, por lo que pierde la esperanza y se siente culpable e inútil.

En cuanto a la energía, algunos logran continuar a pesar de sentirse vacíos por dentro, lo que se conoce como «depresión andante».

Pero para muchos, la depresión los deja completamente agotados y sin energía.

La depresión también tiene síntomas físicos, que suelen ser:

  • Fatiga
  • Me siento físicamente débil
  • Problemas de sueño o cambios de sueño.
  • Posible gripe y resfriado
  • Síntomas médicos inexplicables
  • Cambio de apetito

Resumiendo las diferencias

  • La depresión consume tu energía en contra La ansiedad puede provocar altibajos de energía.
  • La depresión te dificulta pensar en contra La ansiedad puede hacerte reconsiderar lo que te preocupa.
  • La depresión puede llevar a pensamientos autodestructivos. en contra la ansiedad conduce a pensamientos ilógicos.
  • La depresión se basa principalmente en el pasado, en contra ansiedad que se centra más en el futuro.
  • La depresión a menudo te hace sentir triste y culpable, en contra Es más probable que la ansiedad cause miedo, paranoia y / o pánico.

A menudo, los síntomas físicos son los que marcan la diferencia más clara cuando se trata de depresión versus ansiedad.: La taquicardia y el nerviosismo suelen ser parte de la ansiedad, mientras que la depresión se asocia más con fatiga extrema y sentimientos de letargo.

Sin embargo, si te preocupas por el futuro, piensas que será horrible y te sientes desesperado, ¿estás deprimido o ansioso?

¿Puedo sufrir ansiedad y depresión al mismo tiempo?

Los síntomas de ansiedad y depresión son posibles al mismo tiempo.

Muchas personas parecen haber experimentado un trastorno de ansiedad antes de desarrollar depresión. y continuar teniendo pensamientos ansiosos mientras está deprimido.

Por eso es tan importante tomarse en serio la ansiedad. La ansiedad es más fácil de tratar que la depresión, especialmente porque cuando estás deprimido pierdes interés en cualquier tipo de actividad, lo que dificulta buscar ayuda o seguir un tratamiento.

¿Se pueden tratar la ansiedad y la depresión al mismo tiempo?

La buena noticia sobre la ansiedad y la depresión es que ambas responden bien a la terapia de conversación.. Específicamente, la terapia cognitivo-conductual (TCC) suele ser la terapia más eficaz para tratar la ansiedad y la depresión.

Artículos Relacionados

¿Tiene problemas para comunicarse con otras personas?

Blog de psicología en Palma de Mallorca

Probablemente hayas escuchado muchas veces que la comunicación es la clave para las relaciones personales. Sin duda, Como seres humanos, poseemos una capacidad innata para comunicarnos.

Algunos estudios han demostrado que los monos pueden comunicarse con mensajes simples como «cuidado, águila» o «cuidado con el león», pero solo los humanos pueden dar mensajes mucho más complejos y detallados como «cuidado esta mañana». Mientras cruzaba el río, vi un lobo blanco caminando hacia el norte, detrás del muro «. Incluso nuestra comunicación no verbal, nuestra postura y nuestros gestos proporcionan una gran cantidad de información.

Existen diferentes teorías sobre lo que nos distingue o lo que nos distingue de otros animales, aunque para mí la forma de comunicación es una de las principales. Pero a pesar del alto nivel de nuestra comunicación (o quizás por ello), en ocasiones existen obstáculos que nos dificultan comunicarnos con los demás.. Éstas son algunas de las principales causas.

Sin saber escuchar

Aprender a escuchar no es una habilidad que se enseñe correctamente en la escuela, y si tus padres escucharon tus necesidades, es probable que te hayan educado para no escuchar.

En realidad, escuchar no decide qué decir a continuación, ni pensar en dar los mejores consejos, ni compartir opiniones y experiencias similares. Tampoco es silencio, pensar en otras cosas y dejar que la otra persona hable.

Concéntrese en lo que la otra persona le está diciendo, sin pensar constantemente en su respuesta o consejo. En resumen, deja que la otra persona hable y escucha lo que te diga.

Hablo demasiado.

La gente puede asumir que hablas demasiado porque estás concentrado en ti mismo., que tiene mucha confianza en sí mismo, y de hecho puede ser el resultado de sufrir ansiedad social. Tu nerviosismo te hace iniciar una conversación, lo que te pone aún más nervioso @, y no dejas de hablar.

Hablar mucho también puede ser una forma de esconderse si tiene problemas para compartir la intimidad o la vida personal.. Sin darte cuenta, creas un muro de palabras que te separa de los demás, donde hablas de todo tipo de cosas excepto lo que revelaría tu verdadera forma de ser y de vivir.

Sigue interrumpiendo

Algunas veces, La distracción constante puede revelar una falta de habilidad para escuchar. Así que estás ocupado planeando qué decir después de no escuchar a la otra persona.

No comparta lo que siente.

Este punto es común en las relaciones de pareja, donde uno de los dos puede tener dificultades para compartir sus sentimientos.

Es posible que de niño le hayan enseñado a reprimir sus emociones reales. Esto sucede, por ejemplo, si tus padres solo te mostraron su amor cuando eras “bueno” y estabas tranquilo, pero te retiraron la atención y el amor si estabas triste o enojado.

Un niño se acostumbra tanto a empujar un lado de sí mismo que se convierte en un adulto que ni siquiera reconoce sus propios sentimientos.

No busque lo que necesita.

El otro extremo de los problemas de comunicación son aquellos que comparten todos sus sentimientos pero no saben buscar lo que necesitan.

Puede esperar que los demás lo sepan siempre que lo necesite. Pero otros no tienen poderes mentales, no pueden leer tu mente. Ven las cosas desde su perspectiva y sus problemas no desde la tuya.

Discurso corporal cerrado.

Si está confundido y no comprendes por qué los demás te encuentran inaccesible cuando les hablas bien, presta atención al lenguaje corporal.

Por ejemplo, si tiendes a cruzar los brazos, es posible que, sin darte cuenta, estés dando una señal de que estás enojado.

Demasiado directo @.

¿Alguna vez te han dicho que extrañas tu pequeña mano izquierda? ¿O que debería «suavizar» la forma en que dice las cosas? Quizás creciste con un modelo a seguir que fue demasiado directo y repitió este comportamiento.

Di cosas que siempre parecen confundir a los demás.

¿Le resulta difícil comprender cómo piensan otras personas o por qué hacen lo que hacen? ¿La gente te sigue diciendo que te comportes o pienses de manera extraña?

Existe la posibilidad de que tenga un trastorno de personalidad., lo que puede significar que ve el mundo de manera diferente a los demás. En ese caso, te recomiendo que leas mi artículo sobre diferentes tipos de trastornos de la personalidad.

Bien, ¿ahora qué?

¿Su problema de comunicación es simplemente que no le enseñaron a comunicarse correctamente cuando era niño? Esto puede ser tan simple como establecer la meta de aprender a usar las habilidades adecuadas.

¿Están sus problemas de comunicación relacionados con la adicción? ¿O una infancia en la que se vio obligado a reprimir sus sentimientos y pensamientos para ser aceptado? Entonces su problema podría estar profundamente arraigado. Dependiendo de su peso, puede ser recomendable consultar a un psicólogo.

Si sospecha que tiene un trastorno de personalidad., es recomendable buscar la ayuda de un psicólogo.

Artículos Relacionados